martes, 4 de marzo de 2008

AMIGOS




Nunca he sido muy dado a creer que la amistad era un bien imperecedero. Mas bien al contrario; siempre he creido que los amigos, como muchas cosas buenas de la vida (la pasion, la juventud, la inocencia...) se van perdiendo por el camino. Posiblemente haya sido culpa mia, porque nunca he sido capaz de cuidar a mis amigos y estos, hartos de ser ellos solos los que cultivaban nuestra relacion, se han ido cansando y apartando de mi vida. Lo que fue una gran amistad, se quedo en un bonito recuerdo, en algun encuentro ocasional, en un "te acuerdas de aquel dia..."


La vida nos lleva a cada uno por un camino; hay quien maneja, en la medida de lo posible, las cuerdas del destino. Yo no. Muchas veces tengo la sensacion de que la vida me lleva por un camino sobre el cual no tengo ningun control. A veces es el camino que yo hubiera elegido; otras veces es un camino distinto al que yo hubiera tomado.



Aquel gran amigo de la juventud, aquel con el que compartias todo, aquel con el que siempre estabas de acuerdo en todo, aquel al que siempre apoyabas, sin condiciones, hoy no tiene nada que ver contigo. No compartes con el su forma de ver la vida, no tienen nada que ver vuestras aficiones, no os podriais poner de acuerdo ni en lo mas simple. Su vida no tiene nada que ver con la tuya. Fue tu amigo pero seria muy dificil que, si lo conocieras hoy en dia, llegara a serlo de nuevo. Triste, pero cierto.


Esa es, o era, mi pesimista (o realista) vision de la amistad.


Cuando te haces mayor es dificil encontrar nuevas amistades. O, al menos, para mi lo era.


Pero la vida, que en el fondo se porta bien conmigo me ha dado una segunda oportunidad y en mi madurez (¿?) he encontrado la amistad. De nuevo. O por primera vez. Se han cruzado en mi vida unas personas con las que si comparto las cosas importantes de la vida. El deporte, el triatlon, el Ironman, ha sido el nexo inicial de union. Pero como decimos a veces, "hay vida despues del Ironman". Y en este caso, mas que nunca. Gracias al Ironman, al triatlon, nos conocimos, pero despues ha habido una conexion, una afinidad que va mas alla del deporte.


Mis amigos son grandes tipos. Buenos tipos. Buena gente. Buenas personas. Muchas veces, me comparo a cualquiera de ellos y no me veo, ni de lejos, a su altura. Pero son mis amigos, me lo demuestran cada dia.


Ahora mi unico miedo es no saber estar a su altura y fallarles. Espero que tengan paciencia conmigo.


Soy un tipo muy afortunado por tener estos amigos. De verdad, es un lujo disfrutar de su compañia, de su confianza.


Lo que el otro dia hicieron por mi, ha sido una de las cosas mas bonitas que me ha pasado en la vida. Ellos ya saben a que me refiero. Me quede un poco bloqueado y quiza no supe agradecerselo como debia en ese momento, pero ahora, desde aqui, les digo que me llego al alma, que me emociono porque siento que me aprecian de verdad. Gracias.


Seguiremos disfrutando juntos del deporte, del triatlon, de nuestras "birras", de la vida.

4 comentarios:

Jandro dijo...

Que puedo decir despues de leer esto?Me encantaria saber plasmar mejor mis sentimientos y ideas por escrito,pero no es lo mio,asi que solo te dire que me gustaria que te pudieses ver como te vemos los demas y que es la leche poder decir que soy Amigo de Antonio Dieguez,un gran tipo de que no he dejado de aprender cada rato que he compartido con el.
Un abrazo tio!

Talin dijo...

Dicen que lo amigos son como los dientes, se caen y nace otro. Nace otro si el que se calló era de leche,... los lazos de amistad que establece el IM no son de leche.

Un abrazo

PEZ dijo...

Antonio...
lo que siempre te digo.
Cada uno tiene lo que se merece.
Nosotros si somos afortunados.
Un abrazo

Akinogal dijo...

See Here or Here