domingo, 6 de diciembre de 2009

MAS VALE TARDE QUE NUNCA

Estas lineas que siguen las escribi despues de correr el Embrunman 2009. Las deje dormidas entre las paginas de mi diario de entrenamiento y hoy, releyendolas, he creido que era el momento de que vieran la luz.
Una vez mas (aun me pregunto por que lo hago), me "desnudo" ante vosotros.
Alla van...

"Embrun ha sido un antes y un despues en mi vida. Estoy muy contento de haber ido alli y creo que, en adelante, sera una cita a la que estare deseando volver cada 15 de Agosto. Mi Embrun fue una experiencia dura pero vital, con todo lo que la palabra vital, vida, significa.
Y quiero agradecer publicamente a quien ha hecho posible que yo haya llegado alli. Y no dire volver, porque ya siempre vivire en Embrun.
Gracias a TRILIFE (Tibi, Vane, Paco, Juanito, Pez, Nico, Jandro, Fran, Manolo...) por darme la ilusion, dia a dia, para seguir haciendo lo que mas me gusta en la vida; sin vosotros posiblemente hubiera dejado el triatlon hace tiempo.
Al Pez. En cada pedalada que di sobre su Cervelo habia un 50% de mi fuerza y un 50% de su espiritu. Su bici es como el: magica.
A Vanessa. Por haber ido a buscarme. Por aguantar mi silencio durante aquellos 3-4 kms. Por su sonrisa, sus gritos de animo. No se si hubiera acabado sin ella en esos duros momentos. Ella lo sabe.
A Juanito. Mi Angel de la Guarda cuando mas debil estuve. Por sus palabras al acabar, justo al cruzar la linea de meta. Por todo lo que me ha dado y ofrecido en este magico viaje a Embrun.

A Esteban. Muy especialmente. Por enseñarme el camino a Embrun. Por llevarme de la mano. Por insistirme para que lo hiciera. Por aguantarme dia a dia y, sin embargo, ser mi amigo. Por ser salvaje y puro. No cambies, Esteban.
A mi padre, que me acompaño en cada pedalada mientras volaba hacia la cima del Col d´Izoard. La montaña, la naturaleza era su vida y estaba alli conmigo, orgulloso de mi, seguro.
A mi madre. Por no entenderme y, sin embargo, alentarme.
A Brigitte, Julia y Antonio. Ellos me mantienen en pie. Son, muchas veces, la unica fuerza que me queda para seguir adelante. Son toda mi vida.
A todos aquellos mezquinos, indeseables, estupidos, cabrones e hijos de puta que se han cruzado en mi vida haciendola un poco mas dificil. Va por todos vosotros tambien, cabrones.
Y, por ultimo, a mi mismo. Por haber descubierto yo solito, hace ya mas de veinte años, una forma de vida. Soy como soy. Para bien y para mal. Como me dijo Juan en la meta de Embrun: soy Triatlon, Ironman. Me siento asi; no tengo reparos en decirlo. Triatlon, Ironman, Pura Vida."

9 comentarios:

Salvador lozano dijo...

Que buen amigo tienes que ser
un saludo

Joaquín dijo...

Algo de Yoga, Zen y... Maratón

en

http://yogasala.blogspot.com/

Algo de Yoga, Zen y... Maratón

PEZ dijo...

Que bueno Antonio!
Abraazo fuerte fuerte, aunque no nos veamos sigo ahí y te leo y sigo teniendo cosquillas, tu ya me entiendes.

Un abrazo enorme.
Algún día subieremos el Izoard juntos.

Pablo Cabeza dijo...

La primera vez que corrí en Embrun sentí mucho. Tanto, como para pensar que a partir de entonces solo existiría esa prueba en mi acervo triatlético; me consagraría a esa prueba, año tras año.

Muy especial. Tan especial como para sentir esto que digo. Tan especial, para que tú plasmes estos sentimientos. Y tan especial que solo corriendo esta prueba puedes sentir todo lo que dices.

Luego... la vida va reclamanado tu atención hacia otros motivos, otras ilusiones, otros deberes... y el amor se diluye , aunque permanezca latente, esperando que alguna otra vez la inspiración lo despierte.

Un abrazo.

tonicendon dijo...

También estuve yo ese día allí contigo y con todos los demás y aunque ya lo presentía descubrí que para mí el Embrunman es el Ironman de los Ironmanes mi quinto IM y el mejor de todos, volveré pronto ya me ha enganchado para siempre mientras pueda con él.

http://tonicendon.blogspot.com/2009/08/embrum-2009-la-satisfaccion.html

Vane dijo...

Antoñico!!!!
Hay cosas que no se pueden transmitir con palabras, y tu, aquel día sin apenas poder existir, tu cuerpo flaco y tus ojos hundidos me gritaban valentía, coraje, espíritu de superación, miedo, respeto, HUMILDAD y DIGNIDAD...

Fue todo un privilegio y una gran lección acompañarte a redactar una obra maestra y así culminar tu sueño. MAESTRO.

Soy lo que soy porque SIEMPRE fui y seré con orgullo DISCÍPULA TUYA.


P.d: ví escondido un libro titulado con tu nombre en Hawaii ¡¡¡Vamos Antoñico, tienes que ir a encontrarlo!!!

Alvaro dijo...

Está muy bien que seas como eres, como dices, para bién y para mal.
Que hagas de una afición un estilo de vida y te mantengas fiel porque te hace feliz.
Es cierto que no es fácil "desnudarse" de forma pública en un sitio donde mucha gente puede leerte.
Pero muchos de nosotros tenemos esta afición en común y nos gusta ver como la viven otros triatletas.
Muchas veces lees cosas interesantes; en tu blog casi siempre.
Por ese motivo lo tengo como una referencia.
Un saludo.

Miguel dijo...

No cambies nunca tio¡¡, la verdad es que conocer buena gente como Esteban y como tú hacen que valga la pena seguir rulando en bici.
Si no te importa pongo en mi blog un enlace al tuyo.
Un abrazo¡¡

Serfi dijo...

Me ha recorrido un escalofrio de pura emoción leyendote, Antonio. Es cierto que hay un antes y un despues...
Pero tb que no es fácil, aunque algunos monstruos embrunes lo hagan parecer fácil, afrontar año tras año, la exigencia para volver.
Yo volveré...