domingo, 26 de diciembre de 2010

EL ZEN DEL CORRER de Fred Rohe, 1974 (1ª Parte)















"Esta experiencia es una forma de meditacion
recientemente descubierta o un camino mas para ti,
para que te descubras.
Te sugiero
gozosa,
exuberantemente,
que te lances a una corta carrera
(corta podria ser 10 metros o 10 manzanas,
esto es ya
un asunto personal y privado).


Haz tu carrera en el aire mas puro que puedas encontrar,
tan desnudo como puedas estar, para, de esta forma,
ser bañado por el aire y el sol.


Si hay una playa o un parque sin demasiado
hielo roto, en invierno, corre con los pies desnudos. Esto te producira un masaje que estimulara todas las terminaciones nerviosas reflejas en las plantas de tus pies, que, a su vez,
van a estimular todos los organos de tu cuerpo.
Al estar descalzo puedes "tomar tierra", y este contacto directo con la Gran Madre significa
que un equilibrio electrico se establece entre tu y el planeta.


En esta danza de goce
que es tu correr
inspira lentamente
a traves de la nariz
y espira de forma suave y cortante
a traves de tu boca.

Podria haber cuatro peldaños
en la inspiracion,
la espiracion se situaria
entonces en el quinto peldaño,
la forma de correr ha de generar
un RITMO
que quiza no sea precisamente 4/1, sino 2/1 o 5/3,
TU ritmo.

(Por otra parte
puedes experimentar que espirar a traves de la nariz es mejor
para ti que hacerlo por la boca. Si es asi, no lo dudes,
hazlo a tu manera;
nadie, salvo tu mismo, debe decirte que hacer).


Al principio jadearas
inspirando y espirando en cada peldaño,
entonces ¿que?,
se un poco mas danzarin corriendo,
corre gozosamente,
saboreando este presente que nos ha sido concedido
y poco a poco,
a medida que dilates tu carrera,
tu respiracion se dilatara tambien.

No te excedas,
contente.
No estas corriendo porque
tengas prisa en llegar a algun sitio.


Seras capaz de correr sin cansancio
si sigues esta regla:
Corre en el interior de tu aliento,
no corras nunca delante de el
(tienes que correr
para saber lo que esto significa).

Cada vez que corres,
creas la calidad
de tu propia experiencia.

Los corredores hablan a menudo de dolor
y, por supuesto, si tu quieres conseguir
todo aquello que deseas
tendras que empujarte a ti mismo
mas alla de tus limites
cada vez que corras.

Si tu eleccion esta entre
correr para castigarte
o para experimentar contigo mismo,
y has escogido, conmigo, lo ultimo,
entonces, cada una de tus carreras puede ser dichosa.
Las palabras clave son
¡tomatelo con calma!
create como un corredor,
gradual, paciente, relajadamente.


Puedes ser embaucado
por tu imaginacion
si te imaginas a ti mismo
atosigando tu mundo
con tu progreso y tus poderes.
Conocemos este mecanismo como Ego,
conocemos este estado como Ambicion.

Ser Grandes Corredores
no es nuestra meta,
sino el autocontrol.
Sin el, las fuerzas del ego nos conducen a la ambicion
y el precio de esta ambicion
es el dolor.

No seamos egoistas,
Tomemoslo con calma.

Tu autocreacion
como corredor
sera hermosa
a medida que progreses
corriendo menos.

La llave para acceder al metodo del
"progreso por disminucion"
es siempre
hacer menos de lo que crees poder.

Si piensas que puedes galopar sin limite,
intenta, simplemente, dar un paseo.

Si crees poder correr alrededor de la manzana,
corre simplemente hasta la esquina.

Tienes el resto de tu vida
para progresar en correr largas distancias,
¿por que excederte y hacerte daño?
¿por que no galopar libre y facilmente
haciendolo como si fuera una danza?
Cuando comienzes a hacerlo
comprobaras que correr
es ya de por si mismo duro
sin necesidad de que te crees
una dureza adicional para ti mismo.

Practicamente hablando
podrias preguntar,
¿cuan lejos debo correr?
y yo contestaria
diciendote
que solo tu tienes tu respuesta.

Has de ver
que la cuestion de la distancia
es algo relativo e individual,
¿que edad tienes?
¿como son de largas tu piernas?
¿cuanto pesas?
¿dentro de que imaginaria distancia te sientes comodo?"





4 comentarios:

Pablo Cabeza dijo...

Lastima que perdiera el libro en una mudanza, allá a principios de los 90. Me sirvió mucho en mis primeros pasos como atleta. Me encantó. Ojalá pueda hacerme con el de nuevo.

Un abrazo.

PEZ dijo...

Me ha encantado y suscribo absolutamente la teoría de la opción 2 aquí planteada.
Una vez mas chapeau maestro.
Un abrazo.

Soy afortunado dijo...

Antonio, me parece que se ha despertado la bestia que hay dentro de ti. Qué bien.
Es precioso este texto. Describe a la perfección parte de mi filosofía actual.
Un fuerte abrazo y a ver si nos vemos (siempre con la misma promesa, me cachis)

Inma dijo...

Encontré esta entrada del blog hace meses, cuando por casualidad descubrí que existía el libro "El zen del correr" y me puse a buscar en google cosas sobre el. A pesar de que encontré también otro sitio donde está la traducción completa del libro, me gusta mucho tu entrada, y sigo leyéndola y enviándosela a mis amigos cuando hablo de este libro.
Un abrazo