viernes, 12 de agosto de 2011

EMBRUNMAN



En este largo fin de semana que empieza, se celebra uno de los triatlones de larga distancia mas miticos, el Embrunman.

La dureza de su recorrido ha sido un reto para muchos triatletas a lo largo de sus casi tres decadas de historia (este año se celebra la 28 ª edición).

Recuerdo hace muchos, muchos años, leer las crónicas de Antonio Alix en Bicisport, ver la foto de un jovencísimo Carlos Ramírez acabando su primer Embrun y soñar con estar alli algun dia y ser capaz de enfrentarme a semejante reto.

En 2009 lo hice y, aunque consegui terminar la prueba, me quede con un regusto amargo y con la sensación de que el Embrunman me habia vencido; me habia dado duro...pero esa es otra historia.

Embrun me dejo con la sensación de ser una prueba distinta, especial, pura. Quiza sea un romántico, pero en Embrun aun se puede respirar el espiritu de aquellos primeros triatlones de larga distancia, donde solo unos pocos estaban pendientes del tiempo final y donde la gran mayoria solo aspiraban a cruzar la linea de meta. Eso le confiere un carácter muy especial, difícil de encontrar hoy en dia (al menos esa es mi sensación...puede que solo sea eso, una sensación personal).

Su magica natación. Su espectacular recorrido ciclista (y aquí la palabra ciclista adquiere todo su significado, sin duda). Su durísimo maratón (la gran trampa de Embrun). Su modesta pero suficiente organización. Embrun es distinto a cualquier Ironman que haya corrido.

Se que volvere; espero que pronto.

Mientras tanto, toda la suerte del mundo para l@s valientes que estaran alli el proximo lunes; especialmente para Pasqui, que debuta alli después de haber estado como espectador el año pasado y volver enamorado de Embrun.

3 comentarios:

Pablo Cabeza dijo...

Embrun es el mejor lugar para redimirse ó para consagrarse, depende del momento. Un triatlon que a nadie deja indiferente. El tiempo no cuenta, solo cuentas tú, la atmósfera única, el entorno, (la naturaleza en suma) y una línea de meta al final del día.

Grandes recuerdos!

Desafio Vicente dijo...

Antonio desde que conocí esta gran prueba gracias a ti, he deseado algún año estar allí. No se cuando será pero me apetece muchísimo... estamos en contacto. Un Fuerte Abrazo.

pasquicarrilo.blogspot.com dijo...

Es totalmente cierto, no tiene nada que ver con el resto de IM, desde la preparación hasta el dia de la prueba.
La atmosfera es como bien explicas, sin reloj, ni cuentakms... solo tú. Tú y ese lago, esa carretera por donde tantas gestas ciclistas se han producido, la inmensidad de los alpes, ese maratón que te da en la frente una gran lección de humildad. Ha sido la primera vez que más he hablado conmigo...
Muchas gracias Antonio, me acordé de vosotros, de tí de Esteban, de Juan, de Vanesa...