sábado, 26 de enero de 2008

TENDRE QUE IR A HAWAII...


La foto de arriba corresponde al cartel del Ironman World Championship del 2007 en Kailua Kona-Hawaii.

Este cartel me lo trajo mi amigo-hermano Ironjavi el pasado Octubre, despues de vivir el sueño que todos deseamos vivir. Lo tengo puesto en una pared de mi casa, en la habitacion donde a veces me encierro para leer, navegar por internet, escribir o simplemente estar un rato a solas con mis demonios y mis angeles...


En la foto no se ve bien, pero en una parte del mismo, hay escrita a mano una frase con boligrafo. Y esta frase dice:

To Antonio: I hope to see you in Hawaii !!!

Y debajo hay una firma:

Mark Allen


Gracias a Javi, Mark Allen sabe que existo. Sabe que a mas de 10000 kms de distancia hay un cuarenton que lleva veinte años soñando con Hawaii. Sabe que hay un tipo que daria cualquier cosa por correr-soñar-vivir en ese infierno-paraiso que debe ser el NEL (Natural Energy Lab). Sabe que hay una persona que, como dijo Javi, no descansara, no cerrara su personal circulo vital hasta que no corra alli. En Hawaii.

Gracias Javi.


Cuando me falla la motivacion. Cuando tengo problemas y no me veo con fuerzas para entrenar, miro el cartel y paso la mano por donde Mark Allen escribio estas palabras. Y la energia vuelve a mi alma y todo es mas facil.


¿Entendeis ahora por que encabezo este post diciendo que no me queda mas remedio que ir a Hawaii?

Tengo una cita pendiente con Mark Allen.


3 comentarios:

IRONJAVI dijo...

Por que el Ironman de Hawaii?
Todos sabemos que el Ironman en Hawaii en especial, diferente. No hay otro evento en el mundo que consiga mostrar el esfuerzo humano como nos lo ofrece esta carrera. Recuerda siempre que esta carrera te muestra tus límites. Y los límites de las prestaciones de los triatletas están definidos, paso a paso, se cumplen como si fueran leyes naturales, y todo pasa mientras que se cuecen en un horno desde la salida a la meta.
Hay otros IM en el mundo, pero que es lo que hace a este especial, diferente?. Por qué puedes llegar a ser como un Dios griego en Frankfurt, Niza o Lake Placid, pero fundirte en el olvido en la Big Island?. Hay otras carreras más calientes, otras con más colinas, y otros lugares con menos paisajes bonitos. Pero la Big Island es un lugar como ningún otro, y el Ironman aquí se convierte en parte de lo único.
El Mauna Kea con sus 30000 pies desde la base sumergido kilómetros y kilómetros debajo del océano y su pico sobre el mar 13000 pies dirección al cielo. El Gran Mauna Loa, el otro volcan dormido que ayudó a crear la isla y que es la masa montañosa más grande del planeta. Sobre 10000 millas cúbicas, suficiente para albergar a cientos de Everest confortablemente. Impresiona verlo. Va a dominar toda tu estancia en la isla.

Viento, calor, humedad, el sol directo, abrasador y una panda de triatletas que se convierten en finisher para demostrarse que son capaces de superar los límites que ofrece la tierra en el desafío del Ironman en Hawaii.

Por eso, más importante que el resultado al final del dia son los elementos menos tangibles de los cuales cada uno lleva consigo con todo lo poco que eso se puede describir. Energía, una fuerza de la vida que detectas salir de la tierra, una sensación de la isla mirándote y esperando el momento justo para servirte la lección más importante que vas a aprender en tu vida.
Cualquier persona está preparada para esto?. Los blogs se llenan de kilómetros, velocidades, resultados de carreras y de totales semanales. Cualquier persona ha convertido su vida en poco menos que un caos para conseguir realizar esos entrenamientos tan exigentes, esos 400 metros en pista a toda ostia, esos kilómetros en series montaña arriba, series de natación agónicas, entrenamientos de sol a sol y solitarios…..
Y aun así, como vamos a tener la respuesta para saber como tenemos que trabajar sobre esas cosas tan intangibles de la isla, esas cosas que hacen que las tengamos como mitos y que no afecten a nuestra carrera?
En el dia del Ironman muchos espectadores se centran sólo en el resultado. A mi entender, no comprenden la esencia del Ironman en Hawaii.

La realidad es que cada uno llega a esa isla con mucho sacrificio, muchos sueños por cumplir, una historia detrás increíble, que como reza la camiseta de finisher tiene mucho de “comprensión, sabiduría, resistencia, fuerza mental, inspiración, ….
En esa carrera se juntan más que en ninguna otra del mundo las mayores historias personales, una superación impresionante de cada una de nuestras circunstancias y problemas que cada uno de nosotros hemos tenido para conseguir estar en esa linea de salida, por eso se dice que es la salida más emotiva del deporte mundial.
Todos hemos puesto mucho de nosotros para estar allí y afrontar ese desafio. Lo más increíble del Ironman de Hawaii es eso.
Hay muchos intangibles en este mundo del Ironman, cualquiera que esté en ésto lo sabe.
Uno de esos intangibles lo experimentamos mi mujer y yo en Kailua Kona. Vimos a Antonio en la Isla. El es de allí. No me preguntes como lo supimos, pero los dos lo supimos, pertenece a este sitio. En la Big Island se le espera. El Ironman de Hawaii está esperándole para que le cuente su historia, para que realice allí su sueño y pueda vivir en paz. Hay mucha gente que no se atreve en el mundo a realizar sus sueños por miedo a cumplirlos y luego no saber que hacer en la vida. Pero Antonio no. Me ilusiona como nada en el mundo que quiera recorrer ya su camino. Yo estaré a su lado en todo momento, entre nosotros hay algo más que amistad, una especie de energía positiva que hace que cuando estamos juntos haya algo especial que nos motiva como nada. Creo que nos llegamos a sitios donde muy pocas personas nos llegan. El me lo demostró cuando recorrí mi historia, ahora me toca a mí. Lo vas a conseguir. Seguro. Está escrito en algún lugar del Universo. Asi lo creí yo. Se te espera, no tardes. Un abrazo hermano.

antonio dieguez dijo...

Que puedo decir, Javi.
Quizas sea falta de modestia o puede que piense que hay algo que nos hace diferentes a los demas, pero pienso como tu. Creo que si algun dia voy a Kona, sera como volver a casa. Estoy seguro de que el olor de la isla me sera familiar; que el sabor de sus aguas, de su sal, me traera recuerdos, como si siempre hubiera sido el mar donde nade. Me siento desterrado y tengo que volver a casa. Puede que este un poco loco, pero tengo que "volver" a Kona a recuperar un trozo de mi alma, de mi corazon, que deje alli en un tiempo tan lejano que ni siquiera recuerdo. Tan lejano que habia llegado a pensar que habia sido un sueño...
Ahora se que fue realidad; tu has estado alli y lo has visto, has visto un espectro que vaga errante por el NEL, esperando a que vuelvan a por el para poder vivir de verdad. Cada año cuando ve pasar a cientos de triatletas por delante de el, piensa que va a encontrarme...pero los años pasan, los triatletas pasan y yo no llego nunca. Aunque estoy seguro de que cuando te vio a ti supo que, algun dia, veria al viejo Antonio llegar por el horizonte...

Anónimo dijo...

Siempre lo he creído.. conozco a Antonio desde hace muchos años.. y tanto mi padre como yo lo hemos comentado muchas veces.."Antonio proviene de Hawaii..no lo sabe..pero algún día..se dará cuenta.."..
Hemos perdido el contacto..por cosas de la vida..pero estoy totalmente seguro de ello...ANIMO ANTONIO!!..POCO A POCO.. SABEMOS QUE ES CUESTION DE TIEMPO..CONSTANCIA Y COMO TU ME DECIAS CABEZA, MUCHA CABEZA....
Un fortísimo y familiar abrazo Antonio..