martes, 6 de mayo de 2008

TU

Amanece.
Miras al sol y te reconfortan sus rayos. El miedo y el frio desaparecen por un momento. Consigues abstraerte y quedarte tu solo; eres capaz de “oir” tus propios pensamientos, es como si alguien te susurrase al oido y tu le escucharas con una sonrisa complice. Pero ese momento de paz dura poco, te despiertan las voces del resto de locos. Unos rien, otros hablan sin saber muy bien que quieren decir, otros guardan silencio y en todos puedes leer algo en su mirada: miedo, ansia, agresividad, confianza, felicidad…
El humedo frio toca tus pies desnudos y te tensa, preparandote para la batalla. Tus musculos estan tensos aunque tu quieras relajarlos, tu mente esta sumida en la oscuridad de lo que esta por venir aunque tu quieras controlarla, tus palabras no infunden seguridad porque tu mirada denota ese miedo, bendito miedo, que un dia conociste y te sedujo para siempre. Te gustaria que todo hubiera acabado ya, el frio, los golpes, el viento, el calor, la angustia, el dolor, el miedo. Y, sin embargo, lo buscas una y otra vez, una y otra vez, sin encontrar una respuesta y encontrandola en cada momento, todo en un sublime caos que te atrapa, que te traga.
El sol ha iniciado su rapido camino hacia el cenit y sabes que falta poco para estar alli otra vez. Vas a volver a visitar ese lugar que solo encuentras aquí. Ese lugar que no esta en un espacio fisico, que hay que buscar con sacrificio, con esfuerzo, con egoismo pero compartiendo todo al mismo tiempo, y que has encontrado entre el sol abrasador y el viento magico de una isla llamada Lanzarote, o entre los campos de arroz barridos por un huracán de un pequeño pueblo Catalan, o rodando entre los suaves paisajes de una postal en Centroeuropa, o en cualquiera de los sitios que estan por venir. Por un momento sueñas con campos de lava, con otra isla magica y lejana. Todo es posible ¿Por qué no?
Te despides de los tuyos. Hasta dentro de un rato, les dices. Pero sabes que para ti va a ser toda una vida, concentrada en pocas horas. Naceras dejando atrás la seguridad de la tierra, creceras hasta ponerte de pie, sentiras euforia, te creeras invencible, eterno. Sentiras que no puedes seguir adelante, que las cosas no han sido como tu esperabas, que tu vida, tu carrera no esta siendo la que habias soñado. Lucharas, maldeciras, caeras y te levantaras, encontraras aliento y miraras al frente, peleando como nunca imaginaste que serias capaz de hacerlo. Volveras a ser tu y tendras un final feliz, tal como soñaste, rodeado de los tuyos.
Una vida en unas horas. Metáfora vital.
Después de todo, alli, entre el frio, entre el miedo propio y ajeno, entre la frase inconexa del que esta a tu lado y la sonrisa de los que te quieren, entre el caos y la quietud del amanecer, entre tu ansia y tu absurda calma, encontraras lo que siempre has buscado.
Te encontraras a ti mismo.

7 comentarios:

Talin dijo...

AMEN

Carpianno dijo...

ANTONIO TÍO, ME DEJAS SIN PALABRAS.

(PEZ) dijo...

Eres grande
...

Jandro dijo...

NO, TU y TU!!!

Jodeeeerrrrrr Antonio,tengo la carne de gallina.
El Cervantes 2010,ya tiene dueño y se llama ANTONIO DIEGUEZ OTERO!

antonio dieguez dijo...

Tali. Fran. Pez. Jandro:
Gracias por vuestras palabras.
No se que me pasa, pero ultimamente estoy de un "blando" subido y me salen estas cosas...Luego siento incluso un poco de verguenza, pero hecho esta.
Un abrazo a todos.

Juankir dijo...

lo de la vida concentrada en unas horas ha sido increíble. y yo creía que era el único que vivía una experiencia fuera del horario exterior! las horas no son horas (de la Tierra), los minutos tampoco

me ha llegado, estás haciéndote un agüelete sabio. Pulitzer deportivo ya!

Juankir dijo...

lo de la vida concentrada en unas horas ha sido increíble. y yo creía que era el único que vivía una experiencia fuera del horario exterior! las horas no son horas (de la Tierra), los minutos tampoco

me ha llegado, estás haciéndote un agüelete sabio. Pulitzer deportivo ya!