miércoles, 2 de febrero de 2011

NOCTURNA

Hoy corria y me parecia estar soñando. El mundo se acababa 10 mts mas alla. La luz del frontal iluminaba unos metros de senda y, mas alla, no habia nada. Oscuridad, negrura. Solo pensaba en mantenerme en pie y no tropezar, mas torpe que de costumbre. Un conejo primero y un gato despues, un poco mas adelante, me sobresaltaban con sus ojos brillantes.
El cuerpo se ha ido desperezando y las sensaciones han ido mejorando, aunque la noche seguia imponiendose.
La senda se ha hecho roca y la roca se ha hecho playa y he vuelto a la luz, artificial pero luz. Y mi paso se ha vuelto mas confiado, pisando terreno regular. Y mis piernas se han movido mas rapido y mi corazon se ha acelerado y me he sentido bien. Pero he echado de menos las piedras, la arena, la roca.
Cuando he llegado a casa, seguia siendo de noche.
Cada vez me gusta mas correr de noche. Muchas veces pienso que me escondo de algo o de alguien, pero lo cierto es que me gusta correr por sitios solitarios, lo que no quiere decir sin compañia (yo me entiendo...).

3 comentarios:

PEZ dijo...

Yo te entiendo.
El lunes salí a las 6:30, ayer a las 5:15 y hoy a las 6:20, con mi farito y por el cabo.
Quizás algún día me encuentre contigo,...flaco.
Mientrqas tanto, seguiremos disfrutando de esa soledad compartida.
Un abrazote

Angel dijo...

A mi cuesta una barbaridad salir de noche. Siempre prefiero de dia, pero es cierto que tiene su encanto.

animo con esos entrenos.

Soy afortunado dijo...

Yo también te entiendo muchísimo.
Qué bien. A ver si no viajo tanto y compartimos un buen rato.
Otro flaco