sábado, 9 de febrero de 2008

BUENAS NOTICIAS DESDE LISBOA

Lisboa




Hoy ha sido un buen dia.

He vuelto a encontrar a un amigo al que perdi la pista hace un tiempo.

No se muy bien que es lo que nos separo. Posiblemente sea algo que yo hice. O algo que deje de hacer...no se.

Ya le pedire perdon en privado por todo ello.

Pero lo importante es que le he encontrado y que sigue siendo el mismo: sigue soñando como aquel chaval de quince años. Sigue intentando recorrer un camino, largo y tortuoso, pero en el que seguro coincidiremos en algun momento. Porque yo aun sigo recorriendolo y sigo preguntandome si hago lo correcto, si el camino conduce a algun lado. Creo que si; estoy casi seguro de que es mi-nuestro camino. El camino que hemos recorrido.

Mi amigo no ha tenido una vida facil. Es joven pero lleva ya muchas cicatrices, en su alma y en su cuerpo (esto ultimo es literal; son profundas, duras, dolorosas cicatrices, secuelas de un mal encuentro de esos que a veces nos pone la vida en el camino-carretera). Pero hoy he visto que todas las hostias de la vida, de la gente, no le han corrompido; sigue siendo un gran corazon encerrado en un gran cuerpo, mitad musculo, mitad acero y titanio.

Mi amigo se ha puesto un objetivo que es algo mas que el simple objetivo deportivo, algo mas que cruzar una linea de meta. Y debe conseguirlo. Debe poner todo lo que tenga en su alma, en su cuerpo, para conseguirlo. No debe quedarse a mitad de camino. Ya se ha quedado a medias muchas veces en su vida y no debe volver a hacerlo. Hay que llegar hasta el final. Y si yo le puedo ayudar a hacerlo, lo hare. Si el quiere, aqui me tiene. No le ayudare con el entrenamiento, porque se que no me hara caso (una vez mas...). Pero si quiere una palabra de animo, una buena razon para seguir adelante, un grito desde su conciencia, una reprimenda merecida, una opinion (que no un consejo; no sere yo quien de consejos a nadie), un momento de calma, alli estare.

Nunca me ha decepcionado. No me decepciono aquel chaval que podia con todo y con todos. No me decepcionara el hombre que, aun con alma de niño como tiene y debe seguir teniendo siempre, ahora persigue un sueño.

Lisboa es una bonita ciudad.

Espero que mi amigo sueñe con ella dentro de muchos años.

Espero que cuando recuerde Lisboa, la recuerde como el lugar donde realmente empezo su camino.

El camino no termina en Lisboa. Tan solo comienza alli.


3 comentarios:

robocop386i dijo...

Una vez mas me dejas sin palabras..
Realmente..es que no tengo palabras..para agradecerte (una vez mas) tu dadivosidad .. Me gustaría el ponernos en contacto.. La semana próxima iré a Alicante y me gustaría que nos tomásemos una cerveza (free alcoho)..y como dijo Fray Luis de León.."decíamos ayer.."
Hasta entonces si me puedes facilitar una dirección de mail..
info@imoimage.com

Antonio..Un grandísimo y familiar abrazo..
Isra..

IRONJAVI dijo...

Tengo la piel de gallina. Aún conociéndo a los protagonistas no llego a entenderlo todo, pero me lo estoy imaginando.
Madre mia la que se está montanto en Alicante.

Anónimo dijo...

Un día, por casualidad, cuando saltaba entre blogs triatléticos, llegué al de robocop386i y la verdad es que flipé en colores (no sabía que hubiese tenido esa "movida").
Me alegro mucho de la recuperación (física, anímica, ...) y, cómo no, del retorno a los ruedos triatléticos.

Un saludete de otro que este mismo año ha empezado a dejarse la coleta de nuevo para volver al ruedo y a utilizar eso del "...como decíamos ayer..."
;-)